La torre Luma, diseñada por el arquitecto Frank Gehry y situada en pleno Parc des Ateliers de Arlés, abrirá sus puertas en la primavera de 2021. La productora de arte Maja Hoffmann, mecenas del proyecto, pretende ofrecer una experiencia única y original a todos los visitantes, sin olvidar a aquellos con discapacidad. Para afrontar este reto, Studios Architecture, junto con la firma Cogito Ergo Sum, recurrió a nuestra solución de guía de interiores Evelity para todo tipo de discapacidades. 

Entrevistamos a Marie Billa, arquitecta de la agencia Studios Architecture.

Una apuesta arquitectónica extraordinaria para Luma Arlés 

Tras éxitos como el museo Guggenheim de Bilbao y la Fundación Louis Vuitton, el arquitecto Frank Gehry firma el edificio Ressource de la Fundación Luma en Arlés. Levantada en el corazón del Parc des Ateliers, esta torre de 56 metros de altura, con su fachada de acero inoxidable, está rodeada por una rotonda de vidrio en su base, cuya forma circular recuerda al anfiteatro de la ciudad. Con una superficie total de 24 000 m², el edificio Ressource es todo un desafío arquitectónico. Cada una de las 10 plantas tiene una forma diferente y los elementos estructurales adoptan diferentes direcciones.

El Parc des Ateliers, donde se despliega el proyecto dirigido por Luma Arlés, alberga un centro de exposiciones y producción artística creado a iniciativa de la mecenas y productora suiza Maja Hoffmann. El edificio Ressource albergará espacios de exposición, residencias, archivos, una biblioteca, oficinas, salas de seminarios y una cafetería-restaurante. La dirección del proyecto se confió a la agencia parisina Studios Architecture, representada en esta ocasión por Marie Billa, con quien hemos hablado para este artículo. 

«Nuestra misión es desarrollar y supervisar la construcción del edificio diseñado por Frank Gehry en colaboración con sus equipos, respetando la voluntad arquitectónica y las limitaciones normativas —explica la arquitecta—. El objetivo es que todo tipo de público pueda disfrutar del edificio Ressource Luma Arlés. Por tanto, teníamos que conseguir que fuera apto para todos. Para ayudarnos con las cuestiones de accesibilidad y recepción de personas con discapacidades, el cliente, asesorado por Studios, recurrió a la firma Cogito Ergo Sum de Nadia Sahmi. Lo que nos gusta de su enfoque es la dimensión humana que aporta a la normativa al buscar las razones que determinaron los textos para facilitar la vida de las personas con discapacidad. La sociedad actual está cambiando, y debemos lograr integrar a estos colectivos olvidados durante demasiado tiempo. Si podemos ir un paso más allá en la calidad de uso integrándola en la voluntad arquitectónica, no lo dudaremos.»

Marie Billa

Marie Billa

Arquitecta de la agencia Studios Architecture

Acoger a todos los públicos sin alterar la obra arquitectónica

En un edificio excepcional, el enfoque ha de estar a la altura. Las normas de accesibilidad relativas a los establecimientos que reciben público exigen que todos los usuarios puedan detectar y localizar los puntos de recepción. Sin embargo, la estética, la organización del espacio y la flexibilidad de la recepción deseadas por Luma Arlés eran incompatibles con la instalación de señales de guiado, que habrían restado fluidez a las vías de paso.

 «El edificio Ressource de la Fundación Luma refleja una rotunda voluntad arquitectónica —explica Marie Billa—. La rotonda que rodea la torre en su base es un amplio espacio abierto de cristal, donde cada uno es libre de ir y venir, de detenerse, de reanudar la marcha… Crear recorridos para guiar a los visitantes tenía poco sentido. ¿Por dónde empezar? ¿Dónde acabar? Sin embargo, queríamos encontrar una solución que ofreciera a las personas con discapacidad la misma flexibilidad de recorrido y la misma experiencia que al resto de visitantes. ¿Cómo podemos hacer que los visitantes invidentes o con problemas de visión se sientan cómodos, que encuentren un espacio adaptado a sus percepciones sensoriales?»

Un GPS de interior para la orientación y la mediación cultural

Para hacer frente al reto de guiar a todos los visitantes, independientemente de sus limitaciones de movilidad y sin ninguna infraestructura aparente, el equipo de Studios Architecture se propuso encontrar una solución que contara con el apoyo de todos los grupos de interés. Además de la orientación, también se quería ofrecer a los visitantes un contenido de mediación en el edificio de la Fundación Luma y sus exposiciones.

«Llegamos a la solución del GPS de interior bastante rápido —afirma la arquitecta—. Esta ofrecía a las personas discapacitadas la misma flexibilidad de recorrido que al resto de visitantes, y además tenía un escaso impacto en la arquitectura del lugar. Nadia Sahmi, que lleva trabajando con nosotros dos años en la accesibilidad del proyecto, nos puso en contacto con Okeenea y su solución Evelity. La posibilidad de desarrollar un sistema dual para gestionar tanto la orientación como la mediación nos llamó la atención, porque la aplicación se convierte entonces en un apoyo para todos, a la vez que ofrece un servicio reforzado para quienes más lo necesitan.»

Una prueba antes del despliegue

Ante la magnitud del desafío, comenzamos proponiendo al equipo de dirección del proyecto de Luma Arlés un estudio para verificar la fiabilidad de nuestra solución Evelity en un espacio tan abierto. Por tanto, llevamos a cabo un primer despliegue parcial en la planta baja y la primera planta. Además, aunque las balizas electrónicas (beacons) que permiten a Evelity funcionar, son muy discretas, fue un reto colocarlas respetando la estética del lugar.

«Os planteamos numerosos retos, con limitaciones técnicas y estéticas muy exigentes —admite Marie Billa—. Vuestros equipos se han esforzado al máximo para perfeccionar la triangulación y hacer posible la orientación en un espacio abierto. Hemos ampliado aún más los límites del sistema propuesto al pediros que abordárais la aplicación como un soporte de mediación además de la orientación. En cada etapa, habéis adoptado una actitud proactiva a la hora de proponer soluciones que respondieran a nuestros desafíos, permitiéndonos así integrar todas las variables paso a paso para lograr nuestro triple objetivo: calidad arquitectónica, calidad de uso y calidad de la experiencia del visitante.»

Luma Arlés, además del edificio Ressource de Frank Gehry, es también todo el Parc des Ateliers, edificios y paseos al aire libre que se equiparán y adaptarán para ofrecer la mejor experiencia posible a todo tipo de público. El siguiente paso será, pues, guiar a los visitantes desde la torre hasta los demás edificios. La continuidad del sistema de orientación y mediación sigue siendo nuestro objetivo. Por tanto, el equipo de Okeenea Digital ya está trabajando en el desarrollo de la orientación externa al resto de edificios.